septiembre 23, 2021

Locura Stereo Radio Tv Online

Radio Televisión Online desde Machala – Ecuador

Contralor subrogante Carlos Riofrío: La institución no está en acefalía y tiene un contralor que soy yo, legalmente nombrado

La autoridad asegura que no conocía de una supuesta estructura delictiva en la Contraloría General, y hace un llamado a que paren los 'ataques' a la entidad

La autoridad asegura que no conocía de una supuesta estructura delictiva en la Contraloría General, y hace un llamado a que paren los ‘ataques’ a la entidad

El contralor del Estado subrogante, Carlos Riofrío González, lleva quince días en esa función, aunque ingresó hace 30 años a la Contraloría General del Estado. Aclaró cómo se efectuó su designación, matizada por las críticas del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) y la Asamblea Nacional porque se hizo por su antecesor Pablo Celi, quien está en la cárcel investigado por presunta delincuencia organizada. Hasta el momento nadie ha impugnado esta decisión; pero espera mantenerse en funciones para evitar una inestabilidad.

Con 30 años de carrera, conoce la institución, ¿cuál es el diagnóstico que ha hecho en estos primeros días?

Se está haciendo una evaluación y una validación de la información que se ha presentado tanto a la Asamblea Nacional como a la Fiscalía. Estamos poniéndonos al tanto del estado de las acciones de control. Son 1.103 acciones de control que se están ejecutando del periodo 2021, en temas como salud, seguridad social, Petroecuador, las eléctricas, los procesos de contratación de bienes y servicios y las obras.

¿Ha suscrito informes, auditorías?

No, todavía estamos en ejecución, cumpliendo el debido proceso. Algunas están en planificación, comunicación de resultados y próximamente se emitirán los informes para aprobación.

El CPCCS, asambleístas cuestionan la forma en que usted llegó al cargo. ¿Cómo fue designado, porque Celi además de estar preso tenía licencia y cómo tomó decisiones?

Hay que hacer una aclaración. Mi nombramiento de subcontralor lo realizó el excontralor Celi en funciones. Una vez que se acabó su licencia por enfermedad, el 24 de junio porque estaba con permiso médico; el 25 de junio, él ya estaba en funciones y emitió varios actos administrativos, dentro de los cuales estaba mi nombramiento. Una vez que aceptó la renuncia de Valentina Zárate, y subrogué ese puesto, de acuerdo con el artículo 33 de la ley. Es totalmente legal el nombramiento mío y por mandato de la ley.

¿Caben estas interpretaciones de designar un contralor encargado?

Respeto las actuaciones que realicen la Asamblea y el CPCCS, pero creo que esto le fortalece a la institución y que se confirme mi nombramiento. Eso va a permitir que se clarifiquen las cosas y estoy abierto a cualquier situación. Ellos dentro de sus funciones tendrán que cumplir, pero ratifico que soy el contralor del Estado subrogante, debida y legalmente nombrado.

Y además de estas designaciones, ¿qué otras acciones tomó Celi desde la cárcel?

Ninguna. Exclusivamente el aceptar la renuncia a Valentina Zárate y mi nombramiento. Y lógicamente el pedido de vacaciones. Absolutamente no ha realizado ninguna acción, ninguna interferencia con el proceso mismo que lleva a cabo la Contraloría.

Con Celi investigado por presuntos actos de corrupción, ¿cómo se siente al haber sido designado por él?

Es una responsabilidad altísima. Es un honor desempeñar este cargo, estoy motivado en mejorar los procesos y la imagen de la institución, que siempre ha sido la más alta. He pedido a todos los sectores sociales y políticos que paren un poco el ataque que están haciendo. Son situaciones, posiblemente, aisladas, que están judicializadas y todavía no se tiene una resolución. Es un pedido formal que hago para que paren un poco el ataque desmedido. En su mayoría no fundamentado, respecto al accionar de esta institución.

Pero ver a dos excontralores (Carlos Pólit y Pablo Celi) vinculados a hechos de corrupción ha menoscabado la imagen de la institución.

Todo está judicializado, no existe una definición. La Fiscalía es la que debe pronunciarse. No hay nada definido sobre las investigaciones. Nosotros seguimos trabajando, ejecutando los procesos, analizando qué se puede mejorar, y básicamente tramitar los procesos.

En esas mejoras, ¿se puede analizar esta estructura de desvanecer glosas, por las que se acusó a Pólit y ahora a Celi?

En los procesos de la Contraloría está esta figura del desvanecimiento de glosas. Las causas son diversas, puede ser porque se justificó en su momento en el proceso de juzgamiento, se justificó con documentación, hizo devolución de los recursos que estuvieron como faltantes, pueden ser la devolución de los bienes. No es por decisión de una sola persona. Este término de desvanecimiento, lo han satanizado de tal forma que en el pensamiento de la sociedad está que una persona tenía el poder o la decisión de desvanecer una responsabilidad, pero esto no es así. Esto se fundamenta en un estudio de análisis e informes sustentados que permiten desvanecer, si es el caso una responsabilidad.

Serían 4.170 glosas entre el 2007 y 2021 desvanecidas por más $ 800 millones. Pólit fue juzgado y dejó un precedente de que sí es posible desvanecer glosas para beneficiar a personas o empresas.

Eso no está determinado. No ha concluido el trámite legal. En función de la autonomía de la Contraloría nosotros hacemos los controles que corresponden, estamos evaluándonos e incluimos procesos de control interno, que nos permita no solo ser, sino parecer.

¿Conocía de estas estructuras delictivas que investiga la Fiscalía?

No, no he tenido ningún conocimiento de que en la Contraloría existe este tipo de organizaciones.

¿Le sorprendieron estas revelaciones?

Sí, porque soy funcionario de carrera, tengo 30 años aquí y conozco como son los procesos.

¿Alguna vez fue presionado para firmar un informe de desvanecimiento o cometer una ilegalidad?

De manera personal, nadie se ha atrevido, a ni siquiera proponer una cosa de esas. Jamás he tenido que enfrentar una de esas situaciones.

¿La entidad está en acefalía y paralizada?

Mi nombramiento fue legal. La institución no está en acefalía y tiene un contralor del Estado subrogante, que soy yo, legalmente nombrado. Seguimos ejecutando y esa situación provoca que la institución no pare y se evite que cualquier proceso o responsabilidad se quede en el camino. Aquí hay una autoridad que está vigilando que todos los procesos se cumplan dentro de la legalidad.

¿Cree que este debate de crear una ley interpretativa, nombrar un contralor a dedo, responde a intereses políticos, empresariales?

De lo que se ve en los medios de comunicación, parece que ese es el interés. Pero nosotros estamos totalmente alejados de ese tema. Las intenciones que tengan otros, no sé cuál sea su motivación… Nuestra única motivación es precautelar los recursos del Estado.

¿La salida a esta crisis es que usted permanezca, mientras se designa un contralor? Dicen que revisarán su hoja de vida y ver que actúe con independencia.

Las decisiones que tome o cumpla sus funciones que le corresponde al Consejo de Participación Ciudadana son propias de ellos. Sin vanidad, soy un servidor con una hoja de vida en blanco. Si quieren hacer una revisión, estoy abierto. No tengo compromisos con nadie, soy apolítico y en función de eso lo único que me interesa es que la institución siga funcionando. Sería terrible que se pare o baje el ritmo de trabajo.

¿Podría ser este un paso para postularse al concurso que realizará el CPCCS?

No es mi interés. Yo soy un servidor de carrera y regresaré a mi puesto.

Fuente: EU

A %d blogueros les gusta esto: