septiembre 23, 2021

Locura Stereo Radio Tv Online

Radio Televisión Online desde Machala – Ecuador

Ecuador, uno de los países con el diésel más barato de la región

En Colombia y Perú funciona una banda de precios de combustibles con el doble del valor ecuatoriano. Localmente los transportistas dicen trabajar a pérdida.

En Colombia y Perú funciona una banda de precios de combustibles con el doble del valor ecuatoriano. Localmente los transportistas dicen trabajar a pérdida.

Con la reciente alza del diésel a $ 1,6088, el Salario Básico (SB) de $400 alcanza para comprar 248 galones. Ecuador es el país de América Latina en el que más galones se puede comprar con la remuneración mínima de un trabajador promedio.

El segundo en la lista es Bolivia, donde su SB de $309 equivale a 152 unidades de combustible. En el otro extremo está la economía mexicana, que, a pesar de mantener un subsidio directo, tiene un precio de $4.10, lo que solo permite adquirir 52 galones con el SB actual.

Actualmente, el subsidio por galón de diésel en el país es de $0,8020. En otras palabras, incluso si se elimina toda la ayuda estatal, el precio final a los consumidores ($2,41) seguirá siendo más bajo que los de nuestros vecinos inmediatos (Colombia y Perú); y solo mayor al de Bolivia.

Andrea Rivera, socióloga y economista, explicó que, si se quiere avanzar en reducir la brecha de la desigualdad, la eliminación de subsidios generalizados es inevitable.

“En promedio, la pandemia redujo en más del 30% los ingresos disponibles para los tres segmentos más pobres y sólo un 6% para los más ricos. Según el último análisis del FMI sobre Ecuador, menos del 20% del subsidio a los combustibles va a los sectores más vulnerables.

Si se sinceran los precios de los combustibles hasta generar un ahorro de $500 millones al año, se podría incrementar , sin necesidad de solicitar más préstamos, al menos a 625.000 personas para que reciban ayudas directas del Gobiernos (bonos, becas educativas, etc).

¿Transportistas trabajan a pérdida?

Con precios de combustibles más baratos que el promedio regional, solo los transportistas ecuatorianos afirman que “trabajan a pérdida” y necesitan compensaciones directas para no quebrar.

Christian Sarmiento, presidente de los Transportistas Urbanos del Guayas, explicó que el proceso de focalización va muy lento y debería haberse implementado antes. Además, aseguró que en los otros países no hay reclamos porque “el transporte urbano terrestre es subsidiado”.

Sin embargo, solo en seis economías de la región (Argentina, Bolivia, Ecuador, México, Trinidad y Tobago y Venezuela) se mantienen ayudas directas a los transportistas o tienen precios pagados en un gran porcentaje por el Estado.

En Perú y Colombia, desde hace más de una década, está vigente un sistema en donde se usa un fondo de estabilización para mitigar la volatilidad del precio. Este sistema incluye el establecimiento de bandas como en Ecuador.

La diferencia es que, si sube por encima del límite establecido, el fondo compensa a los transportistas; pero si baja, los mismos transportistas compensan al fondo.

En los países más desarrollados, no solo que no hay subsidios, sino que se aplican impuestos para bajar el consumo, como Noruega o Hong Kong, donde el valor supera los $7,63 el galón, el triple del precio real.

Aunque hay divergencias entre los diferentes dirigentes del transporte, uno de los principales argumentos que se han repetido para justificar las compensaciones directas a los transportistas en Ecuador es que con eso se evitaría una subida de los pasajes.

Sin embargo, Sarmiento reconoció que “después de cerrar el tema de la focalización, tenemos que sentarnos en una mesa de diálogo para también transparentar el tema de la tarifa”.

En otras palabras, se podría llegar a un escenario en el que, a pesar de recibir dinero desde el Estado, el precio del servicio de transporte público también se incremente en el país, sin que haya cambios sustanciales en la calidad.

La industria paga precios sin subsidios desde hace 7 años

Pablo Zambrano Albuja, presidente ejecutivo de la Cámara de Industria y Producción (CIP), explicó que el precio que paga la manufactura por combustible para sus procesos industriales no tiene subsidio desde el 2015.

“El precio que paga la industria es igual al costo de Petroecuador más margen de comercialización.  En algunos meses este precio es superior a los precios internacionales”, dijo.

En otras palabras, los industriales nacionales ya asumieron, hace siete años, los costos internacionales y han tenido que reestructurar procesos para no cargar todo el peso a la ciudadanía, a diferencia de los transportistas.

Así, incluso con precios internacionales, los combustibles tienen un peso menor al 3% en la estructura de producción.

Contrabando está fuera de diálogos con el Gobierno

El anterior Gobierno estimó que el contrabando de gasolinas, sin tomar en cuenta el gas de uso doméstico, representa pérdidas de al menos $250 millones al año. Un último informe de las Naciones Unidas establece que, desde Ecuador y Venezuela, se contrabandean 8,7 millones de barriles de combustibles al año hacia Colombia.

Sin embargo, Christian Sarmiento, presidente de los Transportistas Urbanos del Guayas, reconoció que no se está tratando el contrabando dentro de las mesas de diálogo con el Gobierno.

 “Eso no concierne al pueblo que consume un combustible para dar un servicio público”, aseguró.

A %d blogueros les gusta esto: