septiembre 16, 2021

Locura Stereo Radio Tv Online

Radio Televisión Online desde Machala – Ecuador

Gregory H. Johnson: «Queremos que Ecuador pueda ser un destino para el entrenamiento espacial»

Gregory Harold "Box" Johnson, astronauta de la NASA, le contó a EXPRESO las oportunidades geográficas que tiene Ecuador para levantar un centro de entrenamiento espacial.

Gregory Harold «Box» Johnson, astronauta de la NASA, le contó a EXPRESO las oportunidades geográficas que tiene Ecuador para levantar un centro de entrenamiento espacial.

Gregory Harold «Box» Johnson (59) es un astronauta de la NASA y coronel retirado de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Es un veterano de dos vuelos espaciales: STS-123 y STS-134. Se desempeñó como piloto en su primera misión, que entregó el módulo logístico Kibo y el brazo robótico Dextre a la Estación Espacial Internacional. También fue asignado como piloto a la misión STS-134. En la actualidad, Gregory es el presidente y director ejecutivo del Centro para el Avance de la Ciencia en el Espacio ( CASIS ). Dialogó con EXPRESO sobre sus experiencias en el espacio, las oportunidades de nuevos astronautas civiles y las oportunidades geográficas que tiene Ecuador para levantar un centro de entrenamiento espacial.

– ¿CÓMO FUERON LAS DOS EXPERIENCIAS (STS-123 y STS-134)? ¿QUÉ VIO ALLÁ AFUERA?

El pensamiento más importante que fue inesperado, es que nuestro planeta es hermoso.  Cuando llegas al espacio y miras de vuelta al planeta, es más hermoso que cualquier foto o video que hayas visto. Cuando ves a la tierra como una entidad global, ves a todos juntos resolviendo problemas, peleando, llevándonos bien… Vivimos en una hermosa nave espacial, la nave espacial Tierra.  Cuando ves la atmósfera te das cuenta que es una copa muy fina de 200.000 pies de grueso, dependiendo de donde estés y cada persona en el planeta obtiene todo su aliento de esa fina capa de aire. Le ocurre con todos los astronautas, solo ahí entendemos que tan importante es cuidar el maravilloso lugar que hemos heredado y cuidarnos entre todos. Es una experiencia espiritual que te conmueve.

– ¿CUÁLES SERÍAN LOS MOMENTOS MÁS DIFÍCLES PARA UN HUMANO LEJOS DE LA TIERRA? 

La dificultad más grande fue el aislamiento de nuestra vida normal, mi familia, mis compañeros de trabajo, mi rutina.  Profesionalmente había una presión importante con la vista del mundo sobre nosotros, donde no queríamos cometer errores. Los equipos y experimentos que usábamos en el Space Shuttle y la ISS representaban una multitud de carreras de las personas en la tierra que dependían de nosotros para que todo salga bien. Así que había un poco de presión, recuerdo mi primer vuelo yo era el Robotic Arm Operator y manejaba el Alfa Magnetic Spectrometer y era un proyecto de $ 2 billones con era de un consorcio de 15 naciones y el investigador principal tenían un premio nobel por sus trabajos de investigación. Esto era algo serio y no queríamos que salga mal.  Entonces cuando lo logramos instalar en la ISS y funcionó, todos estábamos muy aliviados.

– ¿CÓMO HA CAMBIADO LA VIDA DENTRO DE ESTE MUNDO AEROESPACIAL? ¿EL TIEMPO Y LA TECNOLOGÍA HAN FACILITADO LAS COSAS O LOS RETOS SON LOS MISMOS?

Yo en mi momento logré ser astronauta, sin embargo, teniendo en cuenta las condiciones actuales y que hay tantos excelentes candidatos para serlo, creo que difícilmente lo hubiera logrado ahora. La tecnología siempre ha sido un aliado fundamental para las misiones espaciales, sobre todo para la comunicación. Y ahora jugará un rol aún más importante de cara al próximo reto cercano: poner una estación espacial en la vecindad de la Luna.

Además, en el ámbito espacial todos tienen la mirada puesta en Marte. Si bien es cierto que las oportunidades de hoy para viajar al espacio son excelentes, a los primeros astronautas que vayan al planeta rojo se les presentarán una nueva serie de desafíos importantes donde el tema de la comunicación va a ser mucho más complejo debido a las distancias. Es decir, que un astronauta logre tener una comunicación misión-control en Marte va a tardar algunos minutos más de lo podría tardar en la Luna o en la EEI. Entonces, los astronautas que vayan tendrán que tener varios planes alternativos preparados y ser más autónomos en sus misiones porque no van a poder contar con el apoyo en tiempo real de las oficinas de control en la Tierra.

Es muy importante lograr el desafío de ganar espacio. Y Ecuador puede tener un rol importante en colaborar, ya que la colaboración internacional se necesita pues los costos de producción son altos y los proyectos son muy complejos. Entonces, es importante que países como Ecuador se puedan involucrar y participar. Space Nation, la organización en donde estoy ahora, promueve esa universalidad del ser humano para alcanzar el espacio.

– ¿CUÁLES CREE QUE SON LOS RETOS DE CARA AL FUTURO, TANTO A NIVEL DE LAS AGENCIAS GUBERNAMENTALES COMO RESPECTO A LOS VIAJES COMERCIALES?

Para las agencias gubernamentales lo importante es el tema político, debido a que los procesos son bastante largos, pero las visiones políticas son a corto plazo y eso hay que intentar reconciliarlo. Existen políticos que tienen visiones a muy corto plazo y otros, en cambio, a largo plazo.

A parte, es importante que los inconvenientes que se presenten a diario no afectan los planes de exploración, sino realmente pensar el futuro de una manera objetiva.

Respecto a los viajes comerciales, hay que comprender que son de alto riesgo y de alta inversión, por lo que los gobiernos deben jugar un rol muy importante en este tipo de emprendimientos ayudando a minimizar el riesgo. Las relaciones dentro del sector privado también son fundamentales. Hay que pensar que no se trata de un tema de competición, sino de colaboración para cumplir con un gran objetivo.

– ¿DE QUÉ TRATA LA INICIATIVA DE SPACE NATION CON LEVIATHAN?

Se firmó un memorándum de entendimiento (MDE, o MOU por sus siglas en inglés) que en este caso nos sirve para lo que estamos realizando: misiones de entrenamiento y simulaciones en paisajes que parecen de otro planeta. La idea es buscar esos lugares en Ecuador y en otros países de Latinoamérica. Para ello, Leviathan Spaces está colaborando para que, a través de ellos, Ecuador pueda ser un destino para este tipo de entrenamiento.

Adicionalmente, teniendo en cuenta el contexto actual de la pandemia, estamos trabajando con sesiones virtuales de entrenamiento y educación cosmonauta para poder ofrecer el servicio de una manera más práctica. También nos encontramos buscando alianzas con centros educativos y de investigación para poder desarrollar proyectos participativos con el tema espacial.

– ¿CÓMO SER PARTE DEL PROYECTO Y QUIENES PUEDEN SER PARTE?

A través de la página web tú puedes acceder y hacerte miembro para participar en el puerto espacial virtual en el que puedes comenzar los programas. Eso está abierto desde ahora.

La oportunidad de temas educativos, de colaboración y de tener esa perspectiva internacional en el entrenamiento que te brinda Space Nation es clave.

– ¿HAN TENIDO CONVERSACIONES CON AUTORIDADES LOCALES?

En el 2019 nosotros (Leviathan) logramos que una delegación de la ciudad de Guayaquil viajará a Houston a conocer el sector aeroespacial y todas las oportunidades que existen. Se coordinó con el municipio y fueron diferentes personas tanto del sector público como del privado a la feria espacial más grande del mundo que se realiza en esa ciudad norteamericana.

También para visitar las universidades locales y promover las relaciones con esas instituciones y los centros de innovación. Lo bueno es que toda esta tecnología espacial lo que hacer es acercarte a otros ecosistemas y poder ver formas de colaborar.

La pandemia frenó bastante la iniciativa. Ahora estamos a la espera de poder dialogar con el nuevo Gobierno, en más detalle para poder promover este tipo de iniciativas. Entonces, lo que estamos haciendo durante este tiempo de transición es trabajar con diferentes agentes privados locales para poder promover esta alianza.

– ¿QUÉ OPINA DE ECUADOR? ¿CONSIDERA QUE HAY POTENCIAL AQUÍ PARA EL TEMA DE LOS VIAJES ESPACIALES Y PARA RELIZAR PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN?

La diversidad geográfica que Ecuador ofrece con sus volcanes, arenales, selvas, acceso al mar y los diferentes climas, realmente representan una oportunidad interesante para hacer entrenamiento de este tipo en un país tan pequeño con el puedes tener acceso a todo ese conjunto de una manera muy rápida.

Todo esto es muy favorable para que Space Nation tenga éxito en cuanto a la instalación de los entrenamientos espaciales aquí en Ecuador y que tanto gente local como de fuera pueda venir a realizarlos.

Fuente: Expreso

A %d blogueros les gusta esto: