octubre 27, 2021

Locura Stereo Radio Tv Online

Radio Televisión Online desde Machala – Ecuador

Analistas consideran que discurso de Guillermo Lasso fue ‘frontal’, pero ‘inoportuno’; también, que hubo indirectas a Jaime Nebot

Lasso defendió el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades y en reiteradas ocasiones pidió que lo apoyen.

Lasso defendió el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades y en reiteradas ocasiones pidió que lo apoyen.

Frontal, inoportuno con signos de debilidad e indirectas a los asambleístas y al exalcalde de Guayaquil Jaime Nebot, así consideran los expertos políticos que se desarrolló el discurso del presidente Guillermo Lasso durante la sesión solemne por los 201 años de la independencia de Guayaquil, celebrada el pasado sábado.

En su intervención de 30 minutos, Lasso se refirió al proyecto de Ley de Creación de Oportunidades, detalló sus ofrecimientos cumplidos y aclaró lo que describió como “insinuaciones”. También dijo que sus promesas van ligadas al proyecto de Ley y pidió, en reiteradas ocasiones, apoyarlo.

Cristian Carpio, docente de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad de las Américas, resume el discurso en ciertos momentos como frontal, defensivo y en otros aclaratorio.

Por ejemplo, dice que fue frontal cuando desvirtuó las acusaciones de falta de cumplimiento de sus propuestas de campaña. E incluso Carpio hizo referencia a anteriores declaraciones de Nebot, en comunicados o eventos donde decía que el Gobierno está debiendo lo que prometió.

También considera que fue directo al expresar su malestar frente a la posición del Consejo de la Administración Legislativa (CAL), que devolvió el proyecto. Aquí Lasso expresó: “Pero negarla por negarla; o argumentar que no se la apoya porque el Gobierno no estaría cumpliendo las promesas de campaña, justamente cuando hemos demostrado que la ley es el vehículo para cumplir las propuestas de campaña, no tiene sentido”.

Gonzalo Albán, coordinador del Centro de Estudios Sociopolíticos de la Universidad Ecotec, concuerda con Carpio y destaca más esa “indirecta” hacia los socialcristianos, puntualmente a Nebot, que a su juicio, fue notoria. Con este sector político, Lasso mantuvo una alianza electoral que se rompió en mayo pasado en medio de las negociaciones para elegir a la directiva de la Asamblea.

Sin embargo, Luis Fernando Torres, coordinador nacional de la Lista 6 y movimientos aliados, espera que no haya sido una indirecta.

“Creo que parte de su discurso trajo una serie de expresiones que fueron inoportunas para el acto. En la bancada de la lista 6 hemos dicho que ese proyecto en su mayor parte va en contra de lo que se comprometió en campaña como la creación de nuevos impuestos por ejemplo”, indica.

En tanto, Carpio y Albán coinciden en que el mandatario, en la mayoría de su discurso, defendió y explicó el proyecto de Ley en lo laboral y tributario.

Carpio, por ejemplo, dice que es correcto que defienda sus ideales, pero se queda con el sinsabor de falta de anuncios específicos.

A Albán le preocupa que no se avance en el tema, es decir, que el Ejecutivo tome las observaciones del proyecto y mande una nueva propuesta. “Sería un error irse a través del ministerio de la ley y es complejo porque podría entenderse una falta de principios a la democracia. Me preocupa que esto se transforme en una batalla sin fin, sin motivar una conciliación”, menciona.

Para Torres, la defensa del contenido del proyecto dejó muchas dudas sobre todo en impuestos. Además, no pasó por alto el reiterado apoyo que pidió Lasso al proyecto. Cree que es un signo de debilidad.

“Cuando alguien ataca es porque está en posición de debilidad, es la regla en política y demuestra una gran debilidad. Este Gobierno llamado del encuentro se ha peleado con todas las bancadas, con sectores productivos, empresariales, ya no podría llamarse Gobierno del encuentro sino del desencuentro, en cuatro meses ha establecido una serie de abismos con todos los sectores”, expresa.

Más bien para Carpio esas frases de “apóyenla, apoyen al pueblo” son una presión. “Intenta generar presión en bloques de la Asamblea. No creo que fue un tema desesperado”, apunta.

Saludo entre Nebot y Lasso

Al ingreso y al terminar su discurso el presidente Guillermo Lasso estrechó la mano de Jaime Nebot. Ambos se sentaron al frente y estaban separados por la alcaldesa Cynthia Viteri.

Carpio, Albán y Torres concuerdan en que fue un gesto cortés.

“Me pareció interesante el saludo. Fue un acto bastante cordial, pero no tiene connotaciones. La ruptura es más fuerte”, dice Carpio.

Albán, en cambio, es un poco más optimista e intuye un posible inicio de reconciliación: “Habría que ver qué tanto están dispuestos a ceder ambos y qué tanto podrían volver a confiar el uno del otro”.

Al terminar el acto, Nebot dijo que “la cortesía, el hablar, la sensatez no debe perderse en el país. Buscar más la coincidencia que la discrepancia, pero no puede calificarse de malo el sostener principios que se han sostenido toda la vida”.

Fuente: EU

A %d blogueros les gusta esto: